El Valle de Ansa

Adiós, mi querido valle!

Alguien me dijo una vez ” Cada persona con la que te cruzas, cada persona que llega a tu vida es porque o bien necesita algo de ti o tiene algo de ofrecerte” aún recuerdo esta frase, sigue resonando en mi cabeza desde el primer día que la escuché. Muchas veces me viene a la cabeza de repente y pienso ¡ Que gran verdad !.

Si soy sincera, no se como titular este post, pero mientras voy escribiendo me van surgiendo algunas ideas que quizás más tarde pondré en conocimiento.

Sentada en el balcón de casa un amigo, empiezo a recordar aquella época, me había quedado en el 30 de septiembre de 2017. Fecha en que cesa mi contrato en el Valle de Aran, fecha en que me surgen algunas dudas, entre ellas volver a Valencia a casa mi padres a la espera de entrar a trabajar en algún hospital de la Comunidad Valencia con algo de suerte o directamente entrar a trabajar en una residencia geriátrica ( no era santo de mi devoción).

No se en que momento, escribí al gallego para decirle que acababa mi trabajo allí y que me planteaba volver a valencia. Automáticamente me invito a pasar una semana en Zaragoza, ya que ellos estaban trabajando allí y a mi me vendría bien cambiar de aires y reflexionar.

Empecé a preparar maletas para poder salir el día 1 o como muy tarde el día 2 de octubre hacia Zaragoza, el Valle pertenece a Lleida provincia Catalana y justamente ese año, en el momento que yo abandonaba tierras Catalanas para pasar unos días en Zaragoza, estalla la revolución. Si, en pleno s. XXI, se forman 2 bandos a Cataluña, por una parte, aquellos que quieren la independencia, por otra parte los que siguen queriendo una unión, así que se decide hacer un referendum.

Partiendo de la base que yo era valenciana, de echo lo sigo siendo, pero en aquel entonces vivía en tierras Catalanas, si me había formado una opinión política pero dada mi condición no podía participar ni en un bando ni el el otro. Miraras donde miraras, coches quemados, gente en la calle, autopistas y carreteras cortadas, cajas con votaciones (legales o no), escondidas, incluso arriba en los arboles. Por todas partes se escuchaba ”El cant dels segadors”.

El pueblo quería hablar, pero a mi me surgió una duda. ¿ Fue correcto el desarrollo de esta revolución?, ¿No se podría haber echo de diferente forma?, ¿ Mereció la pena, tanta violencia?, ya era tarde para todo aquello.

Emprendí mi viaje, cargué maletas en el coche, me despedí del Valle de Aran, y me fui hacia Zaragoza. No dejo de pensar en aquella nostalgia, prometí que algún día volvería aunque no a trabajar si de visita.

Seguí con mis minis vacaciones de 1 semana en Zaragoza, tengo que reconocer que por un instante me olvidé de todo lo que me rodeaba, dejé de pensar en que me depararía el futuro y me puse a vivir, vivir el momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star